Vitamina K y los anticoagulantes

Enlaces patrocinados

Es una vitamina liposoluble.

La vitamina K se conoce como la vitamina de la coagulación, porque sin ella la sangre no coagularía. Algunos estudios sugieren que ayuda a mantener los huesos fuertes en los ancianos.

La vitamina K, también conocida como fitomenadiona o vitamina antihemorrágica, es un compuesto químico derivado de la 2-metil-naftoquinona. Son vitaminas lipofílicas (solubles en lípidos) e hidrofóbicas (insolubles en agua), principalmente requeridas en los procesos de coagulación de la sangre. Pero también sirve para generar glóbulos rojos.


Enlaces patrocinados


La deficiencia de vitamina K es muy rara. Se presenta cuando el cuerpo no puede absorberla apropiadamente desde el tracto intestinal. La deficiencia de esta vitamina también se puede presentar después de un tratamiento prolongado con antibióticos.

Vitamina K Anticoagulante

Esta vitamina K la podemos encontrar fácilmente en aquellas verduras que tienen hojas muy verdes, o en las coles u brócolis. Normalmente cuando vamos al supermercado y vamos a comprar fruta y verduras, en el caso de las lechugas se suelen descartar aquellas que tienen las hojas más verdosas y que se encuentran en el exterior, al igual que nos ocurre con las hojas del apio. Es bueno saber que si consumimos estas hojas, tendremos mayor aporte de vitamina K en el organismo que comiendo hojas de color más pálidas.


Enlaces patrocinados


Las personas que padecen deficiencia de vitamina K a menudo son más propensas a presentar hematomas y sangrado.

Anticoagulantes y Vitamina K

Si usted toma fármacos para diluir la sangre (como anticoagulantes/antiplaquetarios), posiblemente necesite reducir los alimentos que contengan vitamina K. También puede ser necesario que ingiera una cantidad constante de alimentos que contengan vitamina K diariamente si consume estos alimentos. Usted debe saber que esta vitamina o los alimentos que la contienen pueden afectar la forma en la que funcionan estos fármacos.

La vitamina K es antihemorrágica (todo lo contrario que los anticoagulantes). Esto puede hacer que si las cantidades de ambos productos no se equilibran, dicha vitamina interactúa contrarrestando el efecto del los anticoagulantes.

A los pacientes tratados con alguno de estos fármacos anticoagulantes, normalmente se les pide que no coman verduras de hojas verdes como la espinaca o la acelga debido a su alto contenido de vitamina K.

Etiquetas: la vitamina k es anticoagulante


Enlaces patrocinados