Cremas con vitamina C

Enlaces patrocinados

La sobreexposición a la radiación ultravioleta, de los contaminantes ambientales puede acelerar el envejecimiento de la piel mediante la degradación del colágeno y provocando estrés oxidativo en la piel. Afortunadamente, obtener los beneficios anti-envejecimiento de la vitamina.

La vitamina C es un componente esencial en la producción de colágeno y un potente antioxidante que puede ayudar a rejuvenecer la piel envejecida y dañada por el sol. 

Hoy en día, el mercado actual nos ofrece una amplia gama de productos y cremas que nos ayudan a proteger y mimar nuestra piel y nuestra belleza. La industria ha sabido durante muchos años que la vitamina C posee muchos e importantes beneficios para nuestra piel y nuestro organismo. 


Enlaces patrocinados


La vitamina C es posiblemente el nutriente más conocido de todos, debido a su uso generalizado. Esta vitamina es necesaria para el crecimiento y reparación de todos los tejidos en nuestro cuerpo. Debido a que nuestro organismo no es capaz de almacenar esta vitamina en sus tejidos, necesitamos consumirla en nuestra dieta de forma bastante regular.

 Carencia de vitamina b

Nuestro cuerpo necesita la vitamina C para dar luminosidad a nuestro rostro y para aportar brillos no grasientos a este. Elimina y combate los pigmentos oscuros que generan las terribles manchas solares en nuestro rostro y además bloquean la hormona tiroxina, que es la responsable de esas manchas tan antiestéticas, reduce las líneas de expresión que aparecen con la edad.


Enlaces patrocinados


Elimina las células muertas de nuestro rostro. Aporta resistencia y elasticidad a nuestra piel, disminuye y reduce el tamaño del número de poros de nuestro rostro, evita la flacidez que empieza aparecer con los primeros signos de edad.

Y más importante aún, nos aportan colágeno que hace disminuir la profundidad de las arrugas, se regeneren células faciales, disminuye la presencia de radicales libres. Nos aporta elastina que es esencial para mantener la piel tensa y joven, y además actúa como un poderoso antioxidante que sirve para protegernos de los duros efectos del medio ambiente, como los rayos UV, la contaminación, etc… 

Las cremas con vitamina C, se pueden comprar como un tratamiento único en crema. Con aplicarse la crema una vez por el día basta (La vitamina C se absorbe mejor cuando nuestra piel está expuesta a la luz solar) pero también se puede compaginar con un tratamiento de noche, que hará que nuestra piel se relaje y pueda absorber la mayor parte de la vitamina C que aplicamos durante el día. Además, no es lo mismo embellecer nuestra piel una vez al día que dos veces con un tratamiento completo.


Enlaces patrocinados