Mascarillas para la cara seca: Aguacate y levadura de cerveza

Enlaces patrocinados

Aunque la piel seca no es una afección grave, puede llegar a ser incómoda y antiestética, además la piel seca está relacionada con la aparición de arrugas. 

Este problema suele manifestarse de diferentes formas, la piel seca se siente tirante, rugosa y frágil, suele estar acompañada de un picor muy molesto, puede darse ciertos niveles de descamación, puede aparecer acné, color grisáceo, rojeces, etc… 

Mascarillas para la cara seca

Mascarillas para la cara seca

Lo mas normal es que acudas a tu dermatólogo, él te recomendara diferentes tratamientos para este problema. Pero además, nosotros queremos enseñarte a fabricar dos mascarillas caseras y naturales que ayudaran a hidratar tu piel y a evitar los síntomas de la piel seca. 

Mascarilla hidratante de aguacate y miel


Enlaces patrocinados


Esta mascarilla aprovecha el poder restaurante del aguacate para mantener húmeda la piel y la miel sirve para combatir el acné que va acompañado a veces por la sequedad.

Ingredientes:

Medio aguacate

250 gramos de miel

Pelamos el aguacate, lo deshuesamos y lo machacamos todo lo que podamos. Añadimos el aguacate a un vaso y vertemos en el la miel. Aunque no es necesario, podemos calentar la miel en el microondas para que esta se vuelva más liquida y penetre mejor en nuestra miel, de esta forma mejoraremos la eficacia del tratamiento. Una vez tengamos los ingredientes en el vaso, los mezclaremos muy bien ayudándonos con una cucharilla. Acto seguido aplicaremos el tratamiento en nuestro rostro que deberá estar perfectamente limpio y seco. Dejamos a la crema actuar durante unos 10-15 minutos y la retiramos con agua tibia y ayudándonos con un algodón o unos discos desmaquillantes.

Mascarilla de levadura de cerveza


Enlaces patrocinados


Esta mascarilla es ideal para personas que tengan la piel muy seca y dañada.

Ingredientes

  • Una cucharadita de postre de levadura de cerveza
  • Dos yemas de huevo
  • Dos cucharadas grandes de miel
  • Una cucharadita de postre de vinagre de manzana
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Medio vaso de leche
  • Medio vaso de agua

Añadiremos todos los ingredientes en un cuenco y los mezclaremos bien hasta crear una pasta. Una vez tengamos nuestra cara lavada y perfectamente seca, nos ayudaremos de una brocha de maquillaje para darnos una fina capa de aceite de oliva. Una vez finalizado el paso anterior agarraremos el remedio y empezaremos a extenderlo por nuestro rostro hasta cubrirlo entero. Estaremos 20 minutos con el ungüento y una vez finalizado nos limpiaremos la cara con agua tibia para retirarlo completamente. Este tratamiento solo puede hacer una vez por semana.


Enlaces patrocinados