Mascarilla casera para los puntos negros: Una alternativa esotérica

Enlaces patrocinados

Los puntos negros son una desagradable acumulación bastante anti estética y molesta, de sebo y grasa en nuestra piel. Aparte de ser bastante dolorosos y sobre todo molestos, también son los causantes de que puedan aparecer cabezas blancas, que son mucho más anti estéticas y desagradables que los puntos negros.

Por eso desde aquí queremos enseñarte a crear una sencilla mascarilla contra los puntos negros. Esta mascarilla erosionara y disminuirá el tamaño y aparición de estos, dándole a tu piel un aspecto más sano, cuidado y radiante.


Enlaces patrocinados


La mascarilla que te enseñaremos a hacer, es casera y a base de remedios completamente naturales. Esto quiere decir que no contendrá productos sintéticos, ni químicos perjudiciales para tu piel, y que además, es bastante barata de producir y sobre todo muy fácil de elaborar.

Advertencia: Si bien los componentes de la siguiente mascarilla para puntos negros son naturales, algunas personas pueden tener reacciones adversas a alguno de estos ingredientes, por esta razón es recomendable consultar con un dermatólogo antes de aplicar esta mascarilla.

Mascarilla de limón y aceite de lavanda

Ingredientes

  • ½ de taza de zumo natural de limón
  • ½ de taza de avena molida
  • Cuatro gotas de aceite esencial de lavanda
  • Cuatro cucharadas de postre de manzana de rallada
  • Una cucharada de postre de sal gorda o sal marina
  • Una charada de postre de manteca

Modo de preparación


Enlaces patrocinados


Preparamos un bol grande. Exprimimos el limón y lo añadimos, el zumo de este cítrico nos ayudara a regenerar la piel a eliminar la grasa del punto negro. La avena puede ser molida o podemos molerla nosotros mismo con una picadora y la añadiremos al bol, cuanto más molida quede mejor. Rallamos una manzana (si es manzana verde mejor) y añadimos las cuatro cucharadas al bol. Por ultimo añadimos la manteca, la sal marina y las cuatro gotas de aceite esencial de lavanda. Lo mezclamos todo con cuidado hasta que tengamos una pasta compacta. Si quieres preparar ungüento para varios días de tratamiento, debes conservarlo siempre en el frigorífico y nunca tardar más de dos días en usarlo.

Modo de empleo

Antes de empezar, lavaremos nuestra cara con agua caliente para abrir bien los todos poros, y la secaremos muy bien con una toalla. Aplicaremos el remedio sobre la piel de forma circular y siendo especialmente concienzudos en la zona que tengamos más puntos negros. Dejaremos actuar la mascarilla durante unos veinte o treinta minutos. Cuando finalice el tiempo, retiraremos todo con agua tibia y nos ayudaremos de un algodón o discos desmaquillantes para retirar bien los restos.

Usaremos esta mascarilla el tiempo que queramos, pero siempre de forma alterna. Un día de tratamiento y otro de descanso.

En el caso de que tu nivel de puntos negros no se reduzca, sería recomendable que consultases a tu dermatólogo. Él de recomendara un tratamiento adecuado a tu situación.


Enlaces patrocinados